martes, 13 de noviembre de 2012

Sin regulación no debe haber descongelación!




Caracas, 26 de octubre del 2012
Ciudadano Ministro
Ricardo Molina
Ministerio del Poder Popular para la Vivienda y el Hábitat.
Su Despacho.-

 Atención: Ciudadana Ana Marina Rodríguez
Superintendente Nacional de Arrendamientos de Vivienda


Ante todo un cordial y caluroso saludo bolivariano y revolucionario de parte del Movimiento de Inquilinos del área Metropolitana de Caracas, Vargas y Guatire (perteneciente al Movimiento de Pobladores), así como del Colectivo Popular de Vivienda Parque Central, organizaciones que venimos luchando por el derecho a la vivienda, el hábitat y la ciudad a nivel del área Metropolitana de Caracas y a nivel nacional.
Nosotros,  al igual que otras organizaciones sociales que luchan por el mismo fin, queremos hacer llegar a la honorable institución que usted dirige, nuestra posición en torno a la no extensión,  del congelamiento de los cánones de arrendamiento que se venció  en días recientes  del presente año.

Consideramos la congelación de los cánones de arrendamiento como parte de  una política fundamental que venimos conquistando durante los últimos años de lucha y  que ampara a miles de inquilinos en nuestro país, además de ser un elemento imprescindible contra la especulación inmobiliaria aplicada por las pequeñas élites que aun monopolizan el mercado de alquiler de viviendas de vieja data. La no renovación de dicha medida afectaría a las y los inquilinos que se encuentran en una situación de arrendamiento en edificios construidos hace 50 años, y que ha pesar del impulso de medidas en esta materia por parte del Gobierno Nacional, como la  aprobación de la “Ley de Regulación y Control de Arrendamientos de Viviendas” y la  creación de la Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Vivienda (SUNAVI), creemos que la materialización de dichas políticas requieren procesos largos de adecuación y profundización, pero fundamentalmente de la participación del Poder Popular en todas sus expresiones para garantizar la planificación y ejecución de políticas que aporten a la construcción de una sociedad más justa.

Creemos en la importancia de avanzar en los procesos de regulación nacional establecidos en la ley, tanto de los cánones de arrendamientos como de la venta de los inmuebles de vieja data en situación de arrendamientos, para terminar con las injusticias a las que son sometidas las familias en situación de arrendamientos por las lógicas del mercado inmobiliario,  de la oferta y la demanda y la llamada “mano invisible del mercado”.

El argumento de no renovar la congelación de los cánones de arrendamiento por la existencia de la nueva ley nos parece un análisis errado y sesgado. En primer lugar la ley de arrendamientos por sí sola no garantiza el control del valor de los alquileres, tal como vemos en los desalojos arbitrarios que siguen ocurriendo, y que a pesar de existir protecciones en la ley de arrendamiento, el Decreto contra los desalojos arbitrarios promulgado por ley habilitante por nuestro Comandante y Presidente Chávez, garantizando una fuerte protección legal en dicha materia. Por otro lado, la experiencia recogida en este año desde la creación de la SUNAVI, consideramos que la misma no se encuentra aun con la capacidad de poder garantizar el cumplimiento de la ley en aspectos tan importantes como la fijación de los cánones de arrendamiento, situación que se agudiza mucho más en el interior del país.

Es importante resaltar que los propietarios en muchos casos no necesitarían solicitar una nueva regulación para subir los alquileres, ya que en años anteriores (entre el 2004 al 2010), la administración de los entes reguladores le habían aprobado el aumento del alquiler, solo que no lo podían aplicar por la existencia de la congelación. De no aplicarse nuevamente la congelación de los alquileres, contrario a le esperado por todas y todos los inquilinos, no solo representaría un impacto económico al bolsillo de miles de inquilinos e impacto social al no poder pagar y generarse una nueva ola de desalojos, sino también afectaría en los parámetros económicos nacionales, ya que la variación de los alquileres son considerados a la hora de estimar índices económicos.   

De igual forma no estamos cerrados al debate de la aplicación de dicha medida, siendo una organización de base crítica, y entendiendo la existencia de matices, consideramos incluso que se podría revisar casos en donde ciertamente el pago del alquiler sea un valor irrisorio, lo que no justifica, ni se resuelve con una medida generalizada que favorezca la especulación inmobiliaria, en especial si no se ha logrado ejecutar lo establecido en la ley  para garantizar la regulación de los cánones.

En nombre del noble Pueblo Venezolano maltratado por la oligarquía y los grupos económicos de derecha que se adueñaron de todos los espacios de nuestras ciudades y tienen a la mayoría del pueblo humilde bajo el yugo de la explotación mediante un alquiler perpetuo, solicitamos mantener la medida de congelamiento de alquileres, en vista de la declaratoria del alquiler de vivienda como servicio de primera necesidad, pues la vivienda forma parte del desarrollo integral de la familia venezolana.  Tomando en consideración la actual situación en materia de vivienda y arrendamiento que se está impulsando y desarrollando en nuestro país, la liberación de alquileres traería negativas consecuencias que repercutirían directamente en la familia venezolana que vive en condición de arrendamiento, permitiendo a los especuladores inmobiliarios vulnerar un derecho humano como lo es la vivienda, imponiendo su sistema neoliberal sobre los mas necesitados.

Esta solicitud está basada principalmente en la necesaria participación del Poder Popular de la planificación y ejecución de las políticas para la construcción del Socialismo,  y legalmente nos basamos en los derechos consagrados en nuestra Constitución Bolivariana de Venezuela, en la resolución contenida en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, No. 38.027 de fecha 21 de septiembre 2004, en concordancia con el artículo 5 de la Ley de Protección al Consumidor y al Usuario publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 37.930 de fecha 04 de mayo del 2004 y en el artículo147 de nuestra Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Vivienda publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 39.783 de fecha 12 de noviembre del 2011.
Reiteramos nuestra disposición a compartir y debatir nuestros planteamientos políticos sobre el tema del arrendamiento y en esta coyuntura sobre la pertinencia del congelamiento de alquileres, pero consideramos que: “mientras no se cumpla nuestros derechos de aplicación de la ley a la regulación, no se debe admitir la descongelación!”
  
Le agradecemos su gentil atención y le invitamos a transitar juntos, los senderos que nos llevaran a la construcción del Socialismo que elegimos como camino de vida!!


Atentamente:

Movimiento de Inquilinos Caracas, Vargas y Guatire

Colectivo Popular de Vivienda Parque Central


“La vivienda es un derecho, no una mercancía!!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario